Booking.com
Rate our Reviews

PIURA – SECHURA,…..A few weeks ago, following the solving of formal issues on the property inherited by my mother and my uncles in Piura, I traveled again with my Mom to this beautiful land.  This time we were introduced to some more of Piura, even places that my Mommy did not know. 

After visiting Narihualá in Catacaos, it was proposed to the driver of the “tuk-tuk”, to take us to Sechura, a city about 58 km south of Piura, very close to Lambayeque.  Although the driver happily accepted the proposal, after the experience of this trip I don’t recommend the use of this vehicle (tuk-tuk) for long journeys.  It not only is slower but I still hear the noise of the engine in my ears. 

Leaving aside the overwhelming noise, it was a great surprise to see along the way that instead of the inclement desert, immense and green fields of rice, sugar cane, watermelons and melons (in full harvest), cotton and corn.  In an area where water is scarce, high reservoirs have been built in the middle of the fields and the vital liquid that is allowed to flow through the irrigation canals is very controlled, that is, everyone receives the water they need without waste. 

Another surprise, the road … completely rehabilitated after El Niño of 2017, shows new work with the purpose of connecting the surrounding villages in ways  that do not hinder the passage of the river in future floods. 

Along the way we passed the towns of La Arena, La Unión, Vice, Yapato, Chusis, which have left behind their appearance as villages and are now little cities in formation. They show great commercial movement, have markets, banks, public offices and especially large schools, demonstrating the importance given to education. 

After almost two hours we arrived at the city of Sechura, stopping in the main square and in front of the colonial San Martín de Tours Church, recently rebuilt and that alone motivated a review. 

Since we were returning to Lima for the night on that same day, the visit to the great majority of the tourist attractions of Sechura are pending as: 

– The Mangroves of San Pedro, in the district of Vice, with a very impressive ecosystem, with a large mirror of water and small islands with muddy areas where there is a great variety of species. You can also camp at this place. 

– Estuary of Virrilá, south of Sechura, 25 km of natural habitat for birds (flamingos, pelicans, seagulls, etc.) and where boat trips can be made. 

– Matacaballo, Parachique and Chulliyachi beaches, with calm waters with very fine and clean sand.  They are important fishing areas.  Additionally, near Chulliyachi , are the remains of the town of the same name, which was abandoned after being under seawater in 1983. 

– Médano Blanco.  In the desert itself, white sand dunes are formed where you can practice sandboarding and motocross. 

– Lagoons of Ramón and Ñapique, formed with the waters of the Piura River; it is a water mirror of 16 km that has become a nature reserve. 

– Circuito Illescas, is a set of beaches that are a reserve for species of animals such as sea lions, Humboldt penguins, flamingos, etc., where you can practice underwater hunting and diving (scuba). 

The Sechura desert is the largest and most arid area in Peru, but little by little it is being covered with green; the people of Piura don’t fall asleep, and working hard, they get ahead.  As our driver said well … “If I put 4 bricks and I can put 4 more, why wait for “the government” to put them?” 

They work like little ants but without losing that northern charisma, their hospitality, their kindness, their joy … and that spirit overwhelmed us on the trip.  There is still so much to see, to know, to discover … I hope to continue doing so with my accomplice, my mother. 

 

PIURA –  SECHURA, “Capital de la Arena” que se va cubriendo de verde. 

Hace unas semanas atrás, siguiendo con el tema de trámites sobre la propiedad heredada por mi mamá y ms tíos en Piura, viajé acompañando a mi mamá a esta linda tierra y esta vez conocimos algo más de Piura, incluso lugares que mi mamá no conocía. 

Luego de visitar Narihualá en Catacaos, se le propuso al chofer de la moto-taxi que nos trasladaba el que nos llevara hasta Sechura, ciudad a unos 58 Km al sur de Piura, muy cerca de Lambayeque.  Si bien el conductor aceptó alegremente la propuesta, después de la experiencia de este viaje no recomiendo el uso de este medio (moto-taxi) para largos trayectos, no sólo porque es más lento sino porque todavía siento en mis oidos el ruido del motor. 

Dejando de lado el atosigante ruido, fue una gran sorpresa ver a lo largo del camino que en lugar del inclemente desierto encontráramos inmensos y verdosos campos de arroz, caña de azúcar, sandías y melones (en plena cosecha), algodón y maíz.  En una zona donde el agua escasea, se han construido altos reservorios en medio de los campos y el líquido vital que se deja fluir por los canales de riego está muy controlada, es decir, todos reciben el agua que necesitan sin desperdiciarla. 

Otra sorpresa, la carretera … completamente rehabilitada luego de El Niño del 2017, muestra nuevas obras con el propósito de conectar los pueblitos circundantes y que no entorpezca el paso del río en futuras crecidas. 

A lo largo del camino atravesamos los pueblos de La Arena, La Unión, Vice, Yapato, Chusis, que dejaron atrás su apariencia de caseríos y ahora son ciudades en formación que muestran gran movimiento comercial, cuentan con mercadillos, agencias bancarias, oficinas públicas y sobretodo grandes colegios, demostrando la importancia que se le dá a la educación. 

Luego de casi dos horas llegamos a la ciudad de Sechura, deteniéndonos en la plaza principal y frente a la colonial Iglesia San Martín de Tours, recientemente reconstruída y que bien motiva una reseña aparte. 

Dado que regresábamos a Lima por la noche de ese mismo día, ha quedado pendiente la visita a la gran mayoría de los atractivos turísticos de Sechura como: 

  • Los Manglares de San Pedro, en el distrito de Vice, con un ecosistema muy impresionante, con un gran espejo de agua y pequeñas islas con áreas fangosas donde existe una gran variedad de especies.  También se puede acampar en este lugar. 
  • Estuario de Virrilá, al sur de Sechura, 25 Km de hábitat natural para aves (flamencos, pelícanos, gaviotas, etc.) y donde se pueden efectuar paseos en lancha. 
  • Playas Matacaballo, Parachique y Chulliyachi.  Playas de aguas tranquilas con arena muy fina y limpia.  Son importantes zonas pesqueras.  Un adicional, cerca a Chulliyachi se encuentran los restos del pueblo del mismo nombre, el cual fue abandonado luego de quedar bajo las aguas de mar en 1983. 
  • Médano Blanco.  En el propio desierto se forman dunas de arena blanca donde se puede practicar sandboard y motocross. 
  • Lagunas de Ramón y Ñapique, formadas con las aguas del río Piura; es un espejo de agua de 16 Km que se ha convertido en una reserva natural. 
  • Circuito Illescas, es un conjunto de playas que son una reserva para especies de animales como lobos marinos, pingüinos de Humboldt, flamencos, etc., donde se puede practicar la caza submarina y el buceo (scuba). 

El desierto de Sechura es el más grande y árido del Perú, pero poco a poco se va cubriendo de verde; la gente de Piura no se duerme y trabajando esforzadamente sale adelante.  Como bien dijo nuestro chofer … “si yo pongo 4 ladrillos y puedo poner 4 más, por qué esperar a que venga “el gobierno” a ponerlos?” 

Trabajan como hormiguitas pero sin perder ese carisma norteño, su hospitalidad, su amabilidad, su alegría … y ese espíritu nos embargó en el viaje.  Aún queda tanto por ver, por conocer, por descubrir … espero poder seguir haciéndolo con mi cómplice, mi mamá.